Narra tu vida. Narra tu curriculum.

Narra tu vida. Narra tu curriculum. Una estrategia potente para una entrevista de trabajo. Este es un tip que nadie te explica y es de gran ayuda. 

No soy experto en recursos humanos, psicología o coaching. Sin embargo, he asistido a varias entrevistas laborales en mi carrera profesional, las suficientes como para identificar una buena estrategia de presentación, y como enfrentar ésta al momento de contar mi historia laboral y/o personal. Hablar de mi currículum vitae, y salir exitoso, o por lo menos airoso.

Tareas previas y obligatorias:

  1. Actualiza y mantén actualizado siempre tu currículum.
  2. Crea y/o actualiza tu tabla FODA. (Al menos 2 ó 3 debilidades mínimas).

Una vez que realizadas las tareas previas, debes leer tu curriculum y narrarla como si fuera tu historia de vida (que lo es) pero como si fuese una conversación social. Un buen ejercicio es realizarlo con amigos o gente de confianza. Realiza la actividad hasta que salga fluído, natural y coherente entre cada una de las actividades, tareas y roles que has realizado en tu historia laboral.

No solo lo laboral es importante, sino como tu vida personal se ha cruzado o ayudado a crecer profesionalmente. Pero no debes contar toda tu vida personal, sino la que es parte importante que han marcado tu vida. Hitos de vida que te han permitido crecer profesionalmente. Ejemplo: “En el año XXXX me endeude demasiado, dada la enfermedad de un familiar. Lo bueno que he podido salir adelante. Ya me queda poco de la deuda inicial…”. Este ejemplo muestra el efecto de organizado y otros tipos de aptitudes que te sirven como defensa.

Si quieres demostrar que eres una persona activa o de hacer las cosas, puedes contar cosas diarias como actividades extraprogramaticas, deporte, vida social. Ejemplo: “Afuerda de mi trabajo realizo actividades o roles como Presidente de curso, Futbol los fines de semana, padre o madre de familia,…”, entre otros. Lo anterior demuestra que eres una persona que puedes trabajar en equipo y asimismo será fundamental para el rol que quieres realizar dentro de la empresa que te ha de contratar. Y en caso que no lo cuentes, te lo preguntarán.

  Uno de los grandes errores comunes, dentro de la entrevista, es la necesidad o urgencia que te aflige por conseguir ese trabajo. Debes evitar frases tales como: “quiero ingresar a esta empresa”, “necesito el trabajo porque”, “ayúdeme”, entre otras. Ten la confianza que es la empresa la que te necesita a ti, y no viceversa. Lo que sí puedes decir es la pasión que tienes por una actividad y/o profesión, y es por eso que la empresa te encontró para cubrir el cupo que ella necesita. Ejemplo: si la empresa necesita un comunicador, debes contar tu pasión las redes sociales, seguidores, hablar en público te encanta, y más si hay un micrófono, te apoderas de él, la alegría que produce en tí poder contar a la gente de tal o cual evento, etc.

La parte más difícil para algunos es hablar de sus defectos. Aunque no me creas es la mejor parte. Es la mejor parte porque si sabes cuales son, estas ya a mitad de camino al éxito. En caso que de tener identificado tus defectos u oportunidades de mejora, y a esto sumas que lo estas trabajando, estas en la gloria. Solo debes contarlo y como lo estas trabajando. Un ejemplo puede ser: “Soy ansioso (defecto). Hubo un tiempo que era muy ansioso (pasado), y eso me hacía perder la paciencia muy rápido. Inclusive podía enorjarme (sigue siendo pasado). Lo bueno es que descubrí que esto me provocaba un gran problema, ya que no entendía que los demás también tienen otros temas urgentes (lo descubrí, lo trabajo). Ahora sé que debo plantear mi urgencia o tema con tiempo, ya que sé que esto provoca un mejor clima al trabajar y me organizo con tiempo…”. Bingo!!!.

 

Deja un comentario