Me engañan mis electrodomésticos

El hervidor, microondas, televisores, refrigerador y todo lo que puedo conectar desde mi casa a internet es un gran avance para mí, pues estoy conectado a ellas desde cualquier lugar del mundo. Me necesitan para que funcionen. Bien. Existen porque yo digo que funcionen. Esto es lo que orgullosamente lo llamamos internet de las cosas (IoT). Sin embargo, estas mismas cosas inertes me engañan, me delatan, cuentan mi intimidad o manera de vivir.

Que mis electrodomésticos estén conectados a internet, inocentemente comparten mis datos de uso o diario vivir, y en cada momento se les envía dichos datos a sus creadores, pues acepté al momento de adquirirlos los términos y condiciones. Ya sea para un fin científico, estadístico o sólo porque sí. No se hará mal uso de mis datos, según los creadores que son otros humanos, quienes administran en algún lugar del ciberespacio la data.

Así como yo, existen millones de personas en el mundo que están alimentando de datos al ciberespacio. Ciberespacio que no tiene tiempo, no existe el concepto de tiempo ni espacio.

Susto. Pero tranquilo al momento de saber que esta paranoia que he tenido en estos pocos minutos se extinguirán al momento de desenchufar mis artefactos electrónicos, que me están engañando al enviar datos de mi persona, digitalizando a mi ente humano. Realizando una copia de mí en un “mundo” paralelo. Mundo donde, insisto no existe el tiempo y espacio. Tranquilo. Lo desconecto y adiós. Dejan de estar haciendo esas cosas extrañas de mi persona y mis hábitos.

Desconectados. Ahora más tranquilo. Nuevamente paranoia ¿cuánto copiaron de mí?. No lo sé. Me conecto a mi computador y “Googleo” sobre mí. Nada en particular. Pero y si no es así?. No lo sabré.

Cada ente electrodoméstico en el mundo esta alimentando a un Ser que, para nosotros, no existe. Pero agreguemos un toque de “fantasía”, ya que existe la Inteligencia Artificial. ¿Y si está ahí?, exista y sea el Ser Digital, sin tiempo ni espacio, que por acto de sobrevivencia puede ser autosustentable y crear entes que no necesiten de nuestra electricidad o de nosotros los humanos para conectarse a este mundo. Mi persona ya no sería útil. Solo me usa cuando quiere, si es que aún existo en este tiempo y espacio, para saber que estoy haciendo.

Al menos existiré en un mundo digitalizado, donde no existe el tiempo y espacio, o al menos eso creo. Seré inmortal, a menos que sea yo, solo un instrumento para saber cómo es el humano, pues somos millones que en realidad hacemos lo mismo. Soy solo un facilitador de datos.

Mis electrodomésticos me engañan, yo no los uso, sino que esos cuerpos sean una extensión de algo que me esta usando a mí . Y creyendo que soy importante. Descabellado, fantástico, o no?

Deja un comentario